Recuperar GRUB con un LiveCD de Ubuntu 14.04 tras la instalación de Windows.

Ayer instalé W*ndows Siete en una de las particiones de mi notebook, y al momento de recuperar el GRUB, el método con el cual siempre lo hacia no me funcionaba, lo reinstalé tantas veces que ya me lo sabia de memoria, pero para mi sorpresa con Ubuntu 14.04 LTS, pero no había caso, no iniciaba GRUB. Cuando ya me estaba violentando, y tras haber googleado varias veces corroborando que los pasos eran los correctos, seguía sin funcionar. Leí por ahí que instalando un programita podíamos solucionar el tema, pero me rehusaba a instalar algo, quería hacerlo desde la terminal. Luego de tranquilizarme un poco, recordé que en Ubuntu 10.04 LTS, habia un método bastante sencillo para recuperar el incio tras la actualización (La versión 10.04 salió a la luz con un bug en GRUB, inolvidable). Como no tenia nada que perder lo probé, y para mi sorpresa funcionó. Bueno, ya un poco más tranquilo quise compartir los pasos para recuperar el GRUB desde un LiveCD de Ubuntu 14.04 LTS:

Una vez en iniciado ubuntu desde el LiveCD procedemos a abrir la terminal, (Ctrl+Alt+T la manera más rápida) y accedemos a trabajar como superusuario con:

sudo -s

Abriremos “fdisk”, con esta herramienta vamos a ubicar la partición donde esté instalado Ubuntu o el /BOOT de nuestro sistema:

fdisk -l

La terminal nos mostrará algo similar a lo siguiente:

Disco /dev/sda: 320.1 GB, 320072933376 bytes
255 cabezas, 63 sectores/pista, 38913 cilindros, 625142448 sectores en total
Unidades = sectores de 1 * 512 = 512 bytes
Tamaño de sector (lógico / físico): 512 bytes / 512 bytes
Tamaño E/S (mínimo/óptimo): 512 bytes / 512 bytes
Identificador del disco: 0x000f2d60

Dispositivo Inicio Comienzo Fin Bloques Id Sistema
/dev/sda1 2048 83888127 41943040 83 Linux  (esta)
/dev/sda2 83888128 88082431 2097152 82 Linux swap / Solaris
/dev/sda3 * 88082432 488728575 200323072 7 HPFS/NTFS/exFAT
/dev/sda4 488728576 625141759 68206592 7 HPFS/NTFS/exFAT

Tras la información del disco, nos detalla las particiones de este, en mi caso la partición en la cual está instalada Ubuntu es la /dev/sda1 por ello en el siguiente paso usaré “sda1” asegúrate de colocar la que corresponda según tu configuración.

sudo mount /dev/sda1 /mnt

Con esto montamos al sistema la partición de nuestro disco duro en el cual está ubuntu, solo resta reinstalar el inicio con dos simples órdenes, lo siguiente lo colocamos tal cual está:

sudo grub-install --boot-directory=/mnt/boot /dev/sda

y finalizamos con:

sudo grub-install --root-directory=/mnt /dev/sda

Y listo, así de simple. Ya podemos reiniciar nuestra PC, y aparecerá nuestro bendito GRUB. Si por alguna razón tenes varias distros instaladas, las cuales no aparecen en la selección del Sistema Operativo, a no desesperarse, con un simple “update-grub” volverán a figurar al inicio.

Huayra GNU/Linux, el Estado Argentino y el Software Libre.

Hace unos días funcionarios nacionales presentaron en Sociedad a el Sistema Operativo Huayra, un software semi-libre que  ya venia pre-instalado en las netbooks del programa Conectar Igualdad, y tras esta presentación se le informaba al común de la gente que Huayra (que en quechua significa viento) es un software de origen nacional, pensado desde y para el programa Conectar Igualdad, pero que puede ser descargado y utilizado en cualquier computadora, pertenezca o no al programa educativo, se explicó durante la presentación que Huayra se basa en el sistema operativo de código abierto Debian GNU/Linux, una multiplataforma diseñada para usarse en el futuro en celulares, tabletas y otros soportes.

La inclusión de Software Libre en el país, debería ser algo que en este Blog, destaque de manera positiva, pero nada más lejos de ello, y es que mi persona tiene un profundo rechazo, no al gobierno, pero si a sectores que han arruinado y atentan a la filosofía del Software Libre.

Hace ya un tiempo, militantes políticos de la agrupación “Software Libre con Cristina” le enviaron una carta abierta a la presidenta, en la cual pregonaban la necesidad de “preservar” la “soberanía digital”, una idea que parte de las tantas que pregona el movimiento del Software Libre, la carta no llegó a manos de la Señora presidenta, pero si a un funcionario del gabinete nacional, más precisamente a la Ministra Débora Giorgi, la cual coincidiendo con la carta, y su predica de “revolución, Ideales inclusivos y Libertad” resultó ser la apertura para que se hubiera una oportunidad para introducir este tipo de software en las políticas del Estado, politicas que las vemos hoy en dia como la presentación de Huayra, quizás el mayor logro de esta agrupación.

Pero quienes son este reducido y selecto grupo, los “desarrolladores de Huayra Linux” (no me olvidé del GNU) los “creadores” de la ya mencionada distribución, que está basada en Debian Stable, y si bien Debian no es en un 100% libre, estos desarrolladores, le agregan aún más paquetes privativos. Por un lado es entendible, en el caso del hardware, ya que las Netbooks del Plan Conectar no fueron elegido desde un criterio de libertad para el usuario, por lo cual no podemos hablar de dispositivos completamente seguros. Pero lo extraño del caso, por ejemplo, es que si el usuario dejara de usar la placa Wi-Fi incorporada que funciona con software privativo y conectar una Wi-Fi USB compatible con software libre, no es una acción recomendada por los desarrolladores de Huayra, de hecho recomiendan NO desinstalar la versión de  Windows que viene instalado en estos ordenadores de manera conjunta. Esto es la soberanía digital?. Tras este ridículo predicamento decidí descargar e instalar Huyra GNU/Linux, la cual me duró 5 hs en mi disco duro, y es que si bien, es apenas un Debian al cual le cambiaron la cara, o mejor dicho le desfiguraron la cara, por que posee infinidad de paquetes restrictivos y como si eso no fuera poco, la compatibilidad deja mucho que desear y hasta el instalador sufre algunos errores causa de Bugs en el mismo instalador. Pero si algo aprendí en el mundo de GNU/Linux es que con el tiempo las cosas pueden mejorar, con esfuerzo y trabajo en comunidad. Pero, hay otro aspecto que me inquieta más, y es como corrompen el ideal del Software Libre, y si es por destacar algo del movimiento es su lucha por la libertad de pensamiento. Difícil de determinar, ya que este grupo, habla de revoluciones, cambios y libertad, traicionándolos de manera amplia como ya mensioné anteriormente. Personalmente aveces es me resulta bastante molesto que se tomen estos ideales como bandera política, de hecho existe una web, la cual pueden visitar que solo al ingresar podrán ver a lo que me refiero.

Hace un tiempo leí una entrevista a un programador, a el cual le preguntaban cómo veía el movimiento del Software libre, en Argentina para este año, y su respuesta fué la siguiente:

El Software Libre tiene una definición de libertad estrictamente acotada, eso es lo que le permitió ser exitoso en un medio hostil. Pero también es lo que habilita para que todos los sectores sociales puedan usarlo en su provecho, incluso cuando esos grupos operan en contra de la libertad de las personas.
Los millonarios también consiguen hackers dispuestos a crear herramientas de control social, como las de Facebook o Google o Conectar Igualdad. La estrategia en todo el mundo es clásica: si no puedes contra ellos, úneteles.
Infiltran y corrompen las organizaciones de los movimientos sociales, para dirigirlos. No es exclusivo del SL, lo hacen con todos los movimientos, hace poco se hizo famoso el de la Agencia Walsh, porque era un servicio secreto, pero no siempre son secretos. El gobierno argentino infiltró y corrompió con bastante éxito la mayoría de las organizaciones del Movimiento del SL, con los métodos clásicos: invasión de las asambleas, otorgamiento de subsidios, cargos públicos, contratos con el estado, información preferencial para iniciar negocios, todo eso a cambio de lealtad al gobierno.
Las que no aceptaron ser controladas desde adentro, fueron acalladas mediante censura, quite de colaboración de las organizaciones controladas, y en algunos casos amenazas de corte mafioso. A los militantes afines al gobierno les sirvió para alimentar su ego y/o su bolsillo, y a los millonarios que gobiernan les sirvió para fortalecer su maquinaria proselitista, acallar las voces críticas y ganar algunos votos.”
El Movimiento del SL alcanzará la meta de llevar masivamente GNU/Linux a las escuelas, a costa de esa asociación de una fracción con el gobierno. Implementaron medidas para limitar los beneficios sociales, como incluir las políticas de Software Libre dentro del plan llamado de Software Público, cuyo principal objetivo es desarrollar negocios privados desde el espacio público, lo cual puede estar mal o bien, pero no debería subyugarse el Movimiento del SL a ese objetivo que no le pertenece
Si la búsqueda de la libertad de las personas empezara por erradicar la corrupción e imponer la honestidad, luego el Software Libre vendría por añadidura, pero a la inversa no sucederá.
Entonces, creo que en el 2013 es importante integrarse a los movimientos más amplios y horizontales, como los de indignados, Anonymous, piratas, leaks, y movimientos locales de vecinos, de participación presencial directa no-partidarios.

Visita la nota completa a Pablo Rizzo  aquí.

Entonces, ¿es amigable este gobierno con el Software Libre? ¿Qué significa “ser libre” para este grupo? creo que Huayra debe ser la una puerta de Acceso al Mundo del Software Libre para quienes llegan desde Windows, para los que son beneficiarios del Plan Conectar Igualdad, tal como lo es Ubuntu (el cual también en medida tiene Software Privativo), pero no más que eso, su ideal su fin y su utilización política y uso de los ideales del Software Libre como bandera politica , resulta ser un lobo disfrazado de codero.

Para aclarar: Si posees una de las Netbooks del Plan Conectar o como Richard Stallman lo llamó “Plan Condenar a Maldad” (por que venían con WIndows, preinstalado solamente) no corres ningún riesgo en eliminar el Software de Huayra GNU/Linux, y remplazarlo a otra distribución, hay cientos de alternativas las cuales todas y cada una se les puede incluir el mismo software la cual trae por defecto Huayra, con alternativas Libres. Si tienes ganas de arribar al mundo del GNU/Linux mi recomendación personal es no utilizar la “distribución del Estado Argentino”, la única distribución realmente Argentina es Tuquito, aún así a mi entender la alternativa más eficiente para las Netbooks del Gobierno en cuanto es Linux Mint en su edición MATE, que “Mate” es un entorno de escritorio liviano desarrollado por un argentino, quien rescató del olvido a Gnome2, y si quieres un sistema completamente libre una opción es Trisquel. En cuanto a las PC de mesa o Notebooks, Ubuntu, Fedora, Linux Mint, y el mismo Debian, son las que podrías utilizar para comenzar en el mundo de GNU/Linux.